Vitamina C. Qué es, beneficios, propiedades, alimentos que la contienen

La vitamina C es muy probablemente la vitamina más conocida y la más incluida en los diferentes productos dietéticos naturales. Algunos animales pueden sintetizarla, pero el hombre no, por lo que ha de ser ingerida para aprovechar sus muchas propiedades y beneficios.

La vitamina C es una vitamina que puede alterase muy fácilmente debido al contacto con el oxígeno, al monóxido de carbono de la contaminación ambiental o del humo de los cigarrillos, al cloro, al calor o la luz.

Por ejemplo, fumar un solo cigarrillo aumenta las necesidades de vitamina C entre 25 y 100 mg; el uso de anticonceptivos orales de forma habitual también aumenta las necesidades diarias de vitamina C.

Vitamina C ¿Para que sirve?

¿Para que sirve la vitamina C ? La función de la vitamina C es que todos los órganos y tejidos del cuerpo humano funcionen correctamente, ya que está implicada en múltiples procesos.

La vitamina C sirve para mejorar problemas circulatorios (piernas pesadas, varices, hematomas, rotura de capilares…), acelera la cicatrización, modula el sistema inmune en casos de enfermedades infecciosas (resfriados, gripes), también podría resultar de utilidad en aquellas personas que quieren adelgazar ya que el sobrepeso afecta a las articulaciones y al sistema vascular y con frecuencia también va  acompañado de problemas de colesterol.

Pues bien, la vitamina C sirve para ayudar a formar el colágeno presente en las articulaciones, protege los vasos sanguíneos, ayuda a controlar el colesterol y elimina los radicales libres que con frecuencia también van asociado al sobrepeso o la obesidad.

Otra de las funciones de la vitamina C es que sirve también para ayudar en problemas relacionados con los ojos (cataratas, vista cansada…) o la piel (puede prevenir la aparición de estrías, manchas o arrugas).

¿Qué beneficios aporta la vitamina C?

Algunos de los beneficios de la vitamina C como que sirve para que proteínas tan importantes como el colágeno pueda cumplir su función.

También interviene en la formación de hormonas implicadas en una mejor respuesta al estrés, favorece la absorción del hierro, también la cicatrización y recuperación de heridas se ven favorecidas por la vitamina C.

Otro de los grandes beneficios de la vitamina C es que regula los niveles de colesterol, mejora la circulación, contribuye a que las defensas funcionen correctamente, mejorando, por ejemplo los procesos alérgicos y dado que tiene un importante papel como antioxidante.

Además, protege a las células frente al daño oxidativo en casos de enfermedades crónicas o envejecimiento.

Propiedades vitamina C

Algunas de las propiedades de la vitamina C es que es antioxidante por lo que previene el envejecimiento prematuro en la piel y restauran los tejidos y células de todo el organismo. Mantiene sano el colágeno de la piel.

Otra de las grandes propiedades de la Vitamina C es que es buena para prevenir infecciones de la vejiga. En infusión ayuda a prevenir la aparición de cálculos renales y biliares, ya que tiene propiedades diuréticas. Es antiinflamatorio y cicatrizante

¿Cual es la dosis diaria mínima recomendada de vitamina C?

La dosis diaria de vitamina C recomendada es de 80 mg, está es la recomendación de dosis de vitamina C que hace referencia la Agencia Europa en Seguridad y control Alimenticio.

Efectos secundarios de exceso de vitamina C ¿Qué pasa si se toma mucha vitamina C?

Los efectos secundarios en altas dosis puede provocar efectos adversos, como problemas digestivos (diarreas) y cálculos renales (piedras en el riñón).

En dosis elevada puede contraindicarse en algunos cosas con fármacos coagulantes y similares.

Es importante tener presente que para la mayoría de las personas no es necesario tomar suplementos de vitamina C, ya que está presente en muchos alimentos, particularmente en frutas y verduras.

Alimentos que contienen y son ricos en Vitamina C

La vitamina C se encuentra en todos los vegetales, sobre todo los muy coloreados: rojos, verdes, naranjas, amarillos… especialmente abundante en frutas y verduras crudas. Como la vitamina C es un ácido (ácido ascórbico), los vegetales ácidos, especialmente las frutas, tendrán una gran cantidad de vitamina C ya que este carácter ácido hace que la vitamina C sea más estable.

La siguiente tabla refleja  algunos de los vegetales más ricos en vitamina C. Por ejemplo, un kiwi tiene 68 mg/100 g de alimento, el camu-camu 2.800, la naranja 50, la cáscara del fruto de rosal silvestre o escaramujo 2.000 y la pulpa 1250.

El escaramujo con frecuencia  aparece en los productos dietéticos naturales asociado a la vitamina C, en primer lugar para aportar más cantidad de vitamina C y en segundo, porque tiene una serie de componentes denominados flavonoides, que facilitan la acción de la vitamina C y además comparten algunas de las acciones de la vitamina C, como puede ser la protección de los vasos sanguíneos y su acción antioxidante.

Los cítricos también son  muy ricos en flavonoides.

Vegetal Vitamina C (mg/100 g)
Camu camu 2800
Escaramujo (cáscara) 2000
Escaramujo (pulpa) 1250
Acerola 1600
Guayaba 300
Grosella negra 190
Perejil 150
Pimiento 140
Brócoli 110
Coles de Bruselas cocidas 87
Papaya 70
Kiwi 68
Espinacas 60
Berros 60
Fresa 60
Naranja 50
Limón 40
Melón 40
Coliflor 40
Col cruda 30
Frambuesa 30
Pomelo 30
Mandarina 30
Espinacas 30
Mango 28
Lima 20
Hinojo crudo 8

¿Cuál es la fruta más rica en vitamina C?

Una de las frutas mas ricas en vitamina C es el Escaramujo  que es el fruto carnoso del rosa silvestre, lo puedes encontrar en nuestra tienda. Comprar Escaramujo

¿Cuál es la fórmula de la vitamina C?

La fórmula de la vitamina C se corresponde con el ácido ascórbico,  encontrándose en los productos dietéticos naturales en forma de sales, como ascorbato de sodio o de calcio.

 formula vitamina c

¿Dónde puedo comprar vitamina C en pastillas?

La vitamina C se puede comprar en la página asesornatural.com. Aquí podremos indicarle las características de los diferentes productos a base de vitamina C y todas las cuestiones relacionadas con  la seguridad y con los beneficios y propiedades  de la vitamina C, explicándole por qué aparece en tantos productos a base de pastillas de vitamina  C o en otras presentaciones junto a otros componentes.

Estos son algunos de los productos de vitamina C en pastillas y sus características:

  • ESTER C 500 30 CAPS

https://asesornatural.com/p/389-ester-c-500.html?search_query=ester+c&results=8

– Ester-C®

Ester C® es una patente reconocida de una forma no ácida de la vitamina C; en este proceso de producción patentado se neutraliza el ácido ascórbico con carbonato de calcio para crear ascorbato de calcio, treonato de calcio y pequeñas cantidades de metabolitos de la vitamina C.

El resultado es una mezcla con pH neutro que contiene ascorbato cálcico y metabolitos naturales de la vitamina C, que en el organismo, activan las moléculas de vitamina C haciendo más fácil su transporte hacia el interior de la célula.

Se ha comprobado que debido al particular mecanismo de acción de Ester-C®, los metabolitos y el treonato de calcio incrementan de forma considerable la biodisponibilidad de la vitamina C en  células animales y humanas. Esta mejora a nivel de biodisponibilidad facilita aún más la retención de vitamina C en el organismo.

Con Ester-C® se evidenciaron concentraciones más altas en plasma de la vitamina C y una excreción de ésta menos rápida que con el ácido ascórbico.

A nivel inmunológico, esa biodisponibilidad y permanencia de la vitamina C en el interior de las células, en concreto, en los glóbulos blancos, es ideal para optimizar la actividad bioquímica de la función inmune.

Los fagocitos (un tipo de célula del sistema inmunitario) consumen vitamina C cuando se activa el sistema inmunológico, haciendo que las concentraciones de vitamina C disminuyan rápidamente durante el estrés de la respuesta inmunitaria.

Una serie de ensayos controlados aleatorios en humanos han demostrado que la vitamina C de Ester-C® puede ser retenida en los glóbulos blancos durante más tiempo.

A nivel gástrico, grandes dosis de vitamina C se comportan de manera diferente en el organismo. La naturaleza ácida del ácido ascórbico puede estar asociada con efectos gastrointestinales adversos, particularmente en personas que son sensibles a los alimentos ácidos.

Se observó una mayor prevalencia de efectos adversos epigástricos cuando se consumía el ácido ascórbico en comparación con Ester-C® (62,5% vs. 37,5%). En voluntarios sanos con sensibilidad a los ácidos, calificaron como “muy buena” la tolerabilidad de Ester-C® en comparación con ascórbico ácido (72% vs. 54%).

Un empeoramiento significativo del dolor abdominal y diarrea fue observado cuando se administraba ácido ascórbico, mientras que no se observaron cambios significativos cuando se administraba Ester-C®. Estos resultados apoyan que Ester- C®, como forma no ácida de la vitamina C, es más suave para el estómago que el ácido ascórbico.

En cuanto al esfuerzo físico, éste representa una situación de estrés para el organismo, genera radicales libres y por ello, es indispensable que la persona que realiza actividad física con regularidad mantenga sus niveles de vitamina C normales.

De esta forma, evitará el daño celular que puedan causar los radicales libres y, además, reforzará su sistema de defensas evitando la aparición de enfermedades.

La vitamina C también se encuentra involucrada en el mantenimiento de los huesos, dientes, ligamentos, tendones, vasos sanguíneos y corazón. Favorece la cicatrización de heridas al participar en la producción de colágeno, esta función es fundamental para evitar que las lesiones (tan frecuentes entre deportistas) pasen a tener mayor relevancia y a facilitar su curación de manera natural.

También cabe mencionar la importancia de la vitamina C en la participación de la absorción del hierro. La vitamina C ayuda, junto al hierro, a prevenir estados carenciales de este mineral.

El déficit de vitamina C también puede dar origen a dolores de piernas, hinchazón, infecciones, sangrado de encías, anemia y alteración de la estructura muscular y del cartílago.

– Escaramujo

Al fruto del rosal silvestre también se le conoce como escaramujo y representa una rica fuente de Vitamina C. Su alto contenido en vitamina C le convierte en una de las mejores fuentes vegetales de esta vitamina por encima del kiwi, la naranja e incluso el limón. Contiene además vitaminas A, D y E, y flavonoides antioxidantes. efec.

https://asesornatural.com/p/657-escaramujo-en-bolsa-100-gramos.html

– Bioflavonoides

Son un grupo de sustancias naturales, también conocidos como vitamina P, de origen vegetal y presentes en un gran número de alimentos, principalmente frutas y verduras. Suelen encontrarse junto a la vitamina C.

El efecto antioxidante de los flavonoides radica en su acción captadora de radicales libres y en su habilidad para quelar metales, evitando así los efectos de éstos sobre las células: inhibición de enzimas, lesiones celulares, acciones mutagénicas (cancerígenas)…

Pero además de esta importantísima función antioxidante, estas sustancias, poseen otras funciones igualmente importantes para evitar o ralentizar el envejecimiento celular y mejorar la salud general.

El Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica de Burdeos realizó una investigación sobre nutrición con 1640 hombres y mujeres sanos, de 65 años o más durante diez años, y demostraron que los que más consumían frutas y verduras tuvieron una mejor conservación de la función cerebral.

Al  evitar que la vitamina C se oxide, multiplican la acción protectora de ésta en el organismo. Refuerzan la solidez capilar, evitando que los capilares se rompan fácilmente.

También relajan el músculo liso de las paredes del sistema cardiovascular favoreciendo la normalización de la tensión arterial, lo que también mejora la circulación cardiaca. Aumentan por tanto la eficacia de la vitamina C, ya que actúan naturalmente de forma sinérgica con ésta.

Ingredientes por cápsula:

600 mg de Ester-C® (ascorbato cálcico).

100 mg de extracto 5:1 de escaramujo (50% vitamina C) (equivalente a 500 mg de escaramujo).

20 mg de bioflavonoides cítricos.

Modo de empleo:

Tomar 1 cápsula al día.

Presentación:

Envase de 30 cápsulas.

 

  • VITAMINA C 90 CAPS

https://asesornatural.com/p/14-vitamina-c-pvp-1727-.html

La vitamina C tiene potentes acciones antioxidantes, por si misma y también porque potencia y actúa en el reciclado de otros antioxidantes. La vitamina C resulta fundamental en múltiples procesos: de procesos corporales:

  • Interviene en la producción del glutatión, uno de los principales antioxidantes y protege de la oxidación a la vitaminas A y E, así como algunas del complejo B.
  • Participa en la síntesis de neurotransmisores y puede ayudar a regular los niveles de cortisol que se dan es situaciones de estrés prolongado.
  • Junto con los bioflavonoides, estimula la síntesis y renovación del colágeno y participa en la síntesis de la elastina, condroitina y otras moléculas constituyentes de la piel y articulaciones.
  • Mejora el transporte y captación de glucosa y también interviene en la síntesis de carnitina, necesaria para la utilización directa de las grasas como fuente de energía en el músculo.
  • Colabora en el mantenimiento de los niveles de colesterol en sangre y favorece la producción de ácidos biliares, principal vía de eliminación del colesterol del organismo.
  • Mejora el funcionamiento del sistema inmune.
  • Es necesaria para la actividad de los leucocitos, para una respuesta inflamatoria equilibrada y junto con la vitamina A, tiene una acción protectora de las mucosas. El refuerzo inmunitario es mayor cuando se combinan vitamina C y zinc.
  • Inhibe la liberación de histamina y neutraliza los radicales libres producidos en la reacción alérgica mejorando la sintomatología en los procesos alérgicos.
  • Presenta sinergia con la quercitina en el efecto antihistamínico, mejorando la eficacia del tratamiento con el uso conjunto de los dos nutrientes.
  • Ayuda a absorber el zinc, el manganeso y fundamentalmente el hierro.
  • En la piel, la vitamina C ayuda reducir los efectos nocivos de la radiación UV por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

 

Ingredientes por cápsula:

1.000 mg de ácido L-Ascóbico.

40 mg de bioflavonoides.

Modo de empleo:

Tomar 1 cápsula al día.

Presentación:

Bote de 90 cápsulas.

 

 

* La información contenida en nuestra web tiene carácter informativo y en ningún caso  puede ser considerada como sustitutiva de la prescripción, diagnóstico o tratamiento médico.

Vitamina C. Qué es, beneficios, propiedades, alimentos que la contienen
5 (100%) 3 votes

Deja un comentario