Aromaterapia y Aceites Esenciales

La Aromaterapia utiliza como medios terapéuticos los Aceites Esenciales (A.E.) que se encuentran naturalmente presentes en las plantas, a través de distintas técnicas.

El término Aromaterapia fue utilizado por primera vez por el médico francés Rene-Maurice Gattefossé en 1928, consolidado en su obra “L´Aromatherapie” en 1937. En ella se forja el término “aromaterapia”.

La vía de administración de los aceites esenciales será a través de la piel, normalmente en un aceite vegetales portador o aceite base, a través del olfato y también vía oral; aunque con el uso de los aceites esenciales siempre hay que tener una gran precaución, es en esta última forma, la vía oral, en la que hay que estar perfectamente asesorado por profesionales cualificados, ya que algunos aceites esenciales pueden resultar tóxicos si se ingieren y los que no lo son, han de estar muy bien dosificados y caracterizados.

Una mezcla de aceites esenciales  de limón (Citrus limonum), lavanda (Lavandula angustifolia) e ylang ylang (Cananga odorata) preparados en una proporción de 2:2:1, respectivamente, resultó ser eficaz en la reducción de la presión arterial sistólica y la actividad del sistema nervioso simpático, según un estudio realizado sobre 42 personas hipertensas, que inhalaron esta mezcla de aceites esenciales 2 minutos, 2 veces al día, durante  3 semanas (Cha et al. 2010).

¿Qué es la Aromaterapia?

La aromaterapia es el uso de los aceites esenciales para tratar de conseguir beneficios a nivel físico y emocional. Las principales formas de aplicación de los aceites esenciales es la vía tópica a través de masajes con un gel o aceite vegetal, los baños y las vaporizaciones o inhalaciones.

¿Qué son los aceites esenciales?

Los aceites esenciales son mezclas complejas de compuestos presentes en las plantas con un olor y propiedades muy características.

Estos compuestos son creados por las plantas para atraer a los insectos, defenderse del ataque de insectos u otros animales o impedir el desarrollo o crecimiento de otras plantas, aunque en algunos casos no se sabe muy bien por qué las plantas elaboran estos compuestos.

Los aceites esenciales han de ser extraídos por métodos concretos para su uso en aromaterapia. Dependiendo de la planta o parte utilizada, se utiliza un método de extracción u otro.

Los principales métodos de extracción de aceites esenciales son la destilación, que se puede hacer de dos  formas: en agua o en corriente de vapor. Otro método es la expresión, utilizado con frecuencia para obtener los aceites esenciales presentes en las cáscaras o cortezas de los cítricos.

El enfleurage, que se suele utilizar para obtener el delicado aroma presentes en las flores, como por ejemplo en el jazmín; este método de extracción de aceites esenciales consiste en poner en contacto las flores con materias grasas durante días para que queden impregnadas de los aceites esenciales para después poder extraerlos.

Otros métodos son la extracción con CO2 en condiciones supercríticas o la extracción con disolventes.

En relación a este último método decir que el resultado no son aceites esenciales puros, a veces se utiliza el término aceites esenciales absolutos para referirse a ellos, pero en cualquier caso, se trataría de sustancias aromáticas que no podemos definir estrictamente como aceites esenciales.

¿Cuales son los principales aceites esenciales?

Existen multitud de aceites esenciales, cada uno de ellos con diferentes propiedades. Algunos de los principales aceites esenciales son los de árbol del té, lavanda, romero, limón, menta, clavo, eucalipto, ravintsara, citronela, geranio, etc…

Aromaterapia y Aceites Esenciales. Propiedades

La aromaterapia utiliza los aceites esenciales para tratar y prevenir problemas tanto físicos como emocionales. Las propiedades de los aceites esenciales son muy variadas. Algunas de las características y propiedades de los principales aceites esenciales son las siguientes.

 

  • Aceite esencial de árbol del té. Este aceite esencial se obtiene por destilación por vapor de agua de las hojas de la especie Melaleuca alternifolia. Se trata de uno de los aceites esenciales más conocidos y utilizados, ya que tiene numerosas aplicaciones, derivadas de sus múltiples propiedades. El aceite esencial del árbol del té destaca por sus propiedades antimicrobianas, antisépticas, antimicóticos (anti-hongos), pediculicidas (anti-piojos), acaricida (anti-ácaros) o cicatrizantes. Puede resultar de utilidad para prevenir y tratar infecciones por hongos (gimnasios, piscinas, hongos en las uñas…). También en casos de acné, herpes labiales, pequeñas quemaduras y ampollas o rozaduras. Se puede utilizar directamente, siempre con las debidas precauciones o en forma de masaje, añadiendo 10 gotas como máximo de aceite esencial de árbol del té, en unos 20 ml de aceite de almendras u otro aceite vegetal. Lo podrás encontrar en nuestra tienda, accediendo a través de Asesor Natural o mediante comprar aceite esencial de árbol del té.

 

  • Aceite esencial de lavanda. El aceite esencial de lavanda se obtiene de las flores de especie Lavandula officinalis, por destilación por vapor de agua. El aceite esencial de lavanda tiene propiedades tonificantes, relajantes, antiinflamatorias y cicatrizantes. Puede resultar de utilidad en casos de dolor de cabeza, migrañas, tensión nerviosa, cansancio mental, nerviosismo, alteraciones emocionales, pequeñas heridas y quemaduras, niños inquietos. Se puede utilizar 25 gotas de aceite esencial de lavanda en 50 ml de aceite vegetal de almendras u otro aceite vegetal. Lo podrás encontrar en nuestra tienda, accediendo a través de Asesor Natural o mediante comprar aceite esencial de lavanda bio.

 

  • Aceite esencial de romero. El aceite esencial de romero se obtiene a partir de la planta florida de Rosmarinus officinalis, por destilación por vapor de agua. El quimiotipo 1,8 cineol tiene propiedades como descongestivo venoso, tonifica la musculatura y ayuda a fluidificar la mucosidad, también facilita la concentración y es un estimulante mental, ideal para sesiones de estudio, utilizado en difusión. El acite esencial de romero es uno de los aceites esenciales que más favorecen la creatividad y la expresión. Lo pueden utilizar deportistas como reafirmante muscular (deportistas), en masajes respiratorios, resfriados con mucosidad, congestión nasal y pectoral, o concentración. Como masaje se puede utilizar añadiendo 25 gotas de aceite esencial de romero 1,8 cineol en 50 ml de aceite vegetal de avellana u otro aceite vegetal.

 

  • Aceite esencial de limón. El aceite esencial de limón se obtiene por prensado de la cáscara fresca de la especie Citrus limonum. Tiene propiedades energizantes, favorece la concentración, es depurativo, antiséptico, fiebre (antipirético), protector capilar, alivia la sensación de náuseas, fortalece, las uñas, ayuda a bajar la presión arterial, ayuda a una mayor eliminación de orina (diurético). Puede utilizarse en casos de uñas quebradizas, sensación de vómito, piel de naranja, celulitis, forúnculos o fiebre. El aceite esencial de limón tradicionalmente se ha utilizado en convalecencias, cansancio mental, para aportar optimismo y vitalidad y para ayudar a expresarse con claridad y firmeza. Difundir aceite esencial en el entorno de trabajo favorece la concentración y la capacidad de análisis. En forma de masaje se pueden añadir 20 gotas en 50 ml de aceite vegetal. Para calmar los vómitos o facilitar la concentración puede usarse por inhalación. Este aceite esencial es fotosensibilizante, por lo que se ha de esperar de 6 a 8 horas antes de la exposición solar.

 

  • Aceite esencial de menta. El aceite esencial de menta se obtiene por destialción de vapor de agua de la planta entera de Mentha x piperita. Tiene propiedades estimulantes, refrescantes, calmantes, alivia los mareos en viajes, mejora la alerta y la vigilia durante la conducción, alivia los dolores de cabeza, calma los espasmos digestivos y es un buen descongestivo venoso. Puede utilizarse en casos de dolor de cabeza y migrañas, mareos, somnolencia mientras se condice, congestión venosa y pequeños dolores en las piernas (especialmente en verano). En forma de masaje se pueden añadir 20 gotas de aceite esencial de menta piperita en 50 ml de aceite vegetal. No utilizar durante el embarazo, la lactancia y en bebés.

 

  • Aceite esencial de clavo. El aceite esencial de clavo se obtiene por destilación por vapor de agua de la especie Eugenia caryophyllata, a partir de sus botones florales. Tiene propiedades carminativas, antisépticas, antiinfecciosas, anestésicas (dolor de muelas), estimulante. Se puede utilizar en casos de dolor ciático, dolores lumbares, dolores musculares, dolor dentario, infecciones respiratorias, digestivas, genitourinarias, astenia, reumatismo. Se pueden utilizar 15 gotas de aceite esencial de calvo en 50 ml de aceite vegetal de macadamia, avellanas u otro aceite vegetal. En caso de dolor de muelas en adultos, puede aplicarse 1 gota sobre la muela, siempre con mucha precaución, no debiéndolo utilizar personas hipertensas. No utilizar durante el embarazo, la lactancia y en bebés. No utilizar en niños menores de 12 años por ninguna de las vías.

 

  • Aceite esencial de eucalipto. El aceite esencial de eucalipto se obtiene por destilación de vapor de agua de las hojas de Eucalyptus radiata. Existen otras especies de eucalipto de las que también se obtienen aceites esenciales como Eucalyptus globulus o Eucalyptus citriodora con propiedades diferentes en este último caso y similares en el primero. Las propiedades más conocidas del aceite esencial de Eucalyptus radiata son las que tienen que ver con las vías respiratorias altas, como son las descongestivas nasales, también presenta propiedades expectorantes, antiinfecciosas y fluidificantes de la mucosidad. Resulta de especial utilidad en casos de sinusitis, otitis en niños y adultos y en general procesos que afecten a nariz, garganta y oídos. En forma de vahos se pueden añadir 10 gotas de aceite esencial en un cuenco con agua caliente y realizar vahos. No utilizar durante el embarazo, lactancia i bebés. Jamás introducir un aceite esencial en el conducto auditivo. No apto para personas asmáticas.

 

  • Aceite esencial de ravintsara. El aceite esencial de ravintsara se obtiene por destilación por vapor de agua de las ramas de la especie vegetal: Cinnamomum camphora. Destacan sus propiedades antivirales, tonificantes del sistema nervioso (favorece el sueño) o expectorantes. De utilidad en casos de afecciones víricas (gripes, resfriados, herpes simple labial), insomnio, trastornos del estado de ánimo. En forma de masaje se pueden añadir 10 gotas de aceite esencial de ravintsara en 50 ml de aceite vegetal. No utilizar durante el embarazo, la lactancia y en bebés.

 

  • Aceite esencial de citronela. El aceite esencial de Citronela de Ceilán, se obtiene a partir de las partes aéreas (hierba) de la especie: Cymbopogon nardus, por destilación por vapor de agua. Las propiedades más conocidas de la citronela es su uso en difusión como antimosquitos, también tiene propiedades desodorantes, diuréticas, tónicas y antiespasmódicas. Las principales aplicaciones son como repelente de mosquitos, también para las picaduras o en casos de dolor de cabeza. En forma de masaje se aplicar 1 gota sobre la picadura y en dolores de cabeza aplicar 1 gota en masaje de sienes. Evitar el contacto con los ojos. No utilizar durante el embarazo, la lactancia y en bebés.

 

  • Aceite esencial de geranio. El aceite esencial de geranio se obtiene a partir de las hojas de la especie Pelargonium graveolens, por destilación por vapor de agua. Tiene propiedades tónicas y reafirmantes en la piel debido a su potente acción astringente, también es un excelente regulador de la secreción sebácea, antiséptico, antifúngico (“anti-hongos”), diurético y antiinflamatorio. Se utiliza en variados tratamientos faciales, en casos de pieles grasas, como reafirmante corporal (incluidos los senos) o en casos de retención de líquidos. El aceite esencial de geranio es un gran equilibrador del sistema nervioso, manteniendo el equilibrio frente a los cambios emocionales, como por ejemplo, los que tienen lugar en lugar en la menopausia. Para combatir el estrés y la irritabilidad se puede tomar un baño con cuatro gotas de geranio y cuatro gotas de lavanda. En forma de masaje se pueden añadir 20 gotas de aceite esencial de geranio en 50 ml de aceite vegetal. No utilizar durante el embarazo, la lactancia y en bebés.

 

  • Aceite esencial de palmarosa. El aceite esencial de palma-rosa (palmarosa) se obtiene por destilación por vapor de agua de la hierba (Cymbopogon martinii motia). Sus principales propiedades están relacionadas con la piel, ya que tiene unas marcadas acciones hidratantes, tonificantes y además mejora el drenaje linfático. Las principales acciones son precisamente en drenaje linfático y en casos de pieles secas, deshidratadas o faltas de brillo. El aceite esencial de palma-rosa es tremendamente sutil y delicado, clama las sensaciones de angustia aportando paz y tranquilidad. A nivel facial pueden utilizarse 5 gotas de aceite esencial de palma-rosa en 10 ml de aceite vegetal base. A nivel corporal, se pueden añadir 30 gotas de aceite esencial de palma-rosa en 100 ml de aceite vegetal. No utilizar durante el embarazo, la lactancia y en bebés.

Aceites esenciales para Difusores de Aromaterapia

Aunque buena parte de los aceites esenciales pueden utilizarse en forma de difusión, algunos, debido a su potencial toxicidad por esta vía, no deben utilizarse.

Algunos aceites esenciales que NO DEBEN utilizarse en forma de difusión son los de clavo, gaulteria, orégano o zanahoria entre otros.

Es importante, que o bien utilice preparados a base de aceites esenciales que ya vengan formulados y presentados específicamente para su uso en forma de difusión y si decide utilizar aceites esenciales de modo individual, asesórese antes por un profesional cualificado.

Los aceites esenciales de lavanda, limón, romero, eucalipto, geranio, palma-rosa, citronela, ravintsara o menta, pueden utilizarse en forma de difusión.

Los difusores son aparatos que esparcen los aceites esenciales en diminutas gotas por el ambiente. Se pueden utilizar quemadores de agua, en el que sencillamente a través de una fuente de calor, como puede ser una bombilla, o una vela los aceites esenciales que se han depositado en el agua se van evaporando.

Con frecuencia se confunden los términos de difusores y humidificadores. Un humidificador tiene como principal función, aumentar la humedad ambiental, para evitar los ambientes resecos y no admiten el uso de aceites esenciales, ya que esa no es su función, únicamente necesitan agua.

Los difusores, pueden necesitar agua, en la que se añadirán los aceites esenciales, o los que utilizan directamente los aceites esenciales, sin necesidad de usar agua; en ambos casos las micropartículas se suelen generar por ultrasonidos y en algunos casos van acompañados de placas ionizadoras.

Aromaterapia y Aceites Esenciales
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario